“Below the line” (BTL) no es otra cosa que una técnica de marketing consistente en acciones de comunicación no masivas dirigidas a segmentos específicos, los cuáles han sido desarrollados para la impulsación y/o promoción de productos y/o servicios mediante acciones en cuya concepción se emplea altas dosis de creatividad, sorpresa y sentido de oportunidad, creándose novedosos canales para comunicar mensajes publicitarios. El BTL suele ser complemento de campañas Above the line (ATL), técnica publicitaria que consiste en usar publicidad tradicional e impactante para campañas de productos o servicios, enfocándose por lo general en medios de comunicación costosos y masivos (televisión, radio, cine, diarios, revistas, etc).

Dentro del BTL se ubican el marketing directo, las relaciones públicas, patrocinios, merchandising, eventos, anfitrionajes, impulsaciones, bartering, telemarketing, entre otros.